¿Qué es un PIAS? Parte II

Ahorro y finanzas

¿Qué es un PIAS ?

PLAN INDIVIDUAL DE AHORRO SISTEMÁTICO (PIAS)

Parte II

¿Son seguros los PIAS?

Los PIAS se pueden diferenciar en dos categorías de productos como comentamos en el anterior artículo. Por un lado, están aquellos que nos ofrecen una rentabilidad fija anual, estos nos ofrecen mucha seguridad, ya que es la propia compañía con quien contratamos el producto la que nos garantiza esa rentabilidad. Por otro lado, tenemos los PIAS que invierten en el mercado, y son las variaciones en este mercado las que determinan la rentabilidad de nuestro producto. Hoy nos centraremos en estos últimos, que son los que podrían darnos una mayor sensación de inseguridad, y hablaremos de como configurarlos para darle una mayor estabilidad a nuestra inversión.

Opciones de inversión en un PIAS

Para empezar, vamos a refrescar como se invierte en estos productos. Los PIAS son productos de seguros financieros que ofrecen las compañías aseguradoras, y será la compañía aseguradora con la que contratemos nuestro producto PIAS la que dictará nuestras opciones de inversión. Las diferentes compañías ofrecen una variedad de fondos limitada que tendremos accesibles en función de nuestro perfil de riesgo y de nuestros conocimientos financieros.

Con toda probabilidad esta selección de fondos de inversión que se pueden elegir dentro del marco de nuestro producto,  tendrán cierta variedad entre renta fija y renta variable. Lo que no es tan usual es que exista variedad de gestoras para los fondos de inversión que ofrecen, ya que a veces las compañías solo ofrecerán fondos de su propia gestora. La variedad de gestoras es importante, no únicamente por temas de diversificación, que explicaré enseguida, si no por las posibilidades que pierde el PIAS al no valorar la compañía ningún fondo de gestoras externas.

En la mayoría de los productos PIAS está la opción de acogerse a una de las cestas de fondos prefijadas que ofrecen las propias compañías de seguros y que se diferencian entre sí en función del perfil de riesgo de los inversores. Por otro lado, estará la opción de elegir libremente (siempre entre los fondos ofrecidos por la compañía dentro del marco del producto) los fondos de inversión concretos en los que queremos invertir, así como la ponderación que estos tendrán en nuestra cartera.

Una inversión a largo plazo

Como hemos dicho, los fondos de inversión pueden invertir en renta fija o variable en mayor o menor proporción. No vamos a entrar a explicar como funcionan estos activos, pero nos podemos quedar con que la inversión en renta fija se ha considerado siempre más conservadora, mientras que la inversión en renta variable se considera más agresiva.

Centrémonos pues en la renta variable, una inversión en empresas privadas que depende enteramente de los vaivenes del mercado. La renta variable puede subir y bajar por circunstancias muy diversas, desde cambio en la legislación o tendencias sectoriales hasta estrategias concretas de las administraciones de las empresas. Como consecuencia, este tipo de inversión es más volátil, pero ofrece la posibilidad de una rentabilidad superior a la renta fija.

Como mencioné en mi anterior artículo, el PIAS es un producto financiero ideado para el largo plazo, preferiblemente para invertir hasta la jubilación. Si vamos a invertir a largo plazo, vamos a ver cómo se comporta el mercado de renta variable a largo plazo. No toda la renta variable es igual, ni se comporta de la misma forma, las compañías toman sus propias decisiones, tenemos también diferentes mercados geográficos (América, Asia, Europa…) y diferentes sectores en los que invertir (energía, materias primas, salud…). Para ver el comportamiento del mercado genérico de renta variable a largo plazo, vamos a coger el “All Ordinaries Index”, ya que es un índice que agrupa muchos índices bursátiles a lo largo del mundo y nos puede dar una idea de la media del mercado.

personal family office¿Qué es un PIAS?
Evolución del All Ordinaries Index durante los últimos 30 años.

En este gráfico se representa la evolución del All Ordinaries Index durante los últimos 30 años. Si nos fijamos podemos observar el efecto de la crisis de las “.com” a principios de siglo, y también observamos la fuerte crisis inmobiliaria de 2008. Sin embargo, también nos llama la atención la consistencia que tiene el mercado a largo plazo, habrá burbujas y crisis de por medio, habrá ciclos económicos naturales, pero alejando el zoom nos damos cuenta de que, a largo plazo, el mercado global lleva una firme tendencia alcista. El motivo de que esto sea así es que el progreso tecnológico, la mejora de las condiciones de vida, y el aumento de la población mundial llevan necesariamente a un aumento de la producción y a un crecimiento intrínseco de la economía. Esta subida progresiva del mercado durante los últimos 30 años que abarca el gráfico ronda un 8% anual. En otro artículo pondremos ejemplos de la inversión en un PIAS y su evolución a lo largo del tiempo estableciendo un 7% de subida media, para curarnos un poco en salud.

¿Cómo estructuramos un PIAS para que sea seguro?

Para aprovechar bien esta tendencia creciente de la economía con nuestra inversión debemos cumplir dos requisitos principales: Periodicidad y Diversificación.

Para que nuestra inversión se asemeje lo más posible al gráfico que acabamos de evaluar, debemos invertir de la forma más diversificada posible. Con diversificar me refiero a que nuestra inversión se encuentre en sectores diferentes, zonas geográficas diferentes y gestionadas por equipos diferentes. De esta forma reducimos drásticamente la posibilidad de echar a perder nuestra inversión, al tiempo que simulamos mejor la “totalidad del mercado” que representa el gráfico.

Sin embargo, con la diversificación no sería suficiente, si invertimos de golpe corremos el riesgo de hacerlo en un momento poco adecuado, cuando los precios sean elevados, y nuestra rentabilidad se vería mermada. Invertir de forma periódica mitiga este riesgo, y cuanto más pequeños sean los períodos mejor, por lo que será mejor invertir de forma mensual que anual. Este fenómeno estadístico se debe a que, al invertir varios momentos del tiempo, nuestra inversión cogerá la media del mercado, la tendencia general que queríamos simular. Al invertir cada mes, compramos cuando está más barato y también cuando está más caro, compramos cuando el mercado sube y cuando baja. Si compramos y el mercado baja volveremos a comprar más barato mitigando las pérdidas, si compramos y el mercado sube volveremos a comprar más caro suavizando la curva.

Estructurando de esta forma nuestra inversión en un PIAS podemos construir una cartera equilibrada, sin necesidad de modificar nuestra inversión de forma constante. Una inversión que poder mantener durante décadas sin temer los vaivenes o crisis del mercado hasta que llegue el momento de rescatar la inversión, momento en el que velaremos por reembolsar la inversión con la mayor rentabilidad posible.

, , , , , , , , , , , , , ,

Suscíbete

Relacionado:

Menú